A los intendentes peronistas les pidió “gobernar austeramente” y contener la situación social

A los intendentes peronistas les pidió “gobernar austeramente” y contener la situación social

Publicado el 1 de Noviembre de 2019.

Los 71 intendentes peronistas que gobernarán distritos bonaerenses desde el próximo 10 de diciembre escucharon ayer el primer planteo de Axel Kicillof como gobernador electo. Administrar “con austeridad y responsabilidad”; gobernar “con mucha cercanía con la gente” y estar activos en los primeros meses para contener la situación alimentaria en el Conurbano y el interior. “Va a ser un verano difícil”, les advirtió.

El mensaje cortó con el clima festivo con el que se venía desarrollando ayer por la tarde el encuentro de Kicillof con los intendentes, al que asistieron todos los alcaldes de la fuerza que asumen y dejan gobiernos y que tuvo como presencia destacada a Máximo Kirchner. Además, estuvieron Wado de Pedro, Sergio Massa, la vice electa Verónica Magario y las dos “espadas” legislativas del gobernador electo: Carlos “Cuto” Moreno y Teresa García.

Fue una reunión corta pero intensa en el Museo Arte Tigre. Primero hubo un mensaje del gobernador electo y después fue el turno de los intendentes. Hubo análisis del resultado de las elecciones, bajada de línea sobre la impronta de los primeros meses de gestión y algo de preocupación por el escenario social con el que se enfrentarán en los primeros meses de 2020.

Fiel a su pasado como docente universitario, el futuro gobernador empezó mostrando cifras y gráficos en un PowerPoint con estadísticas sobre cierre de empresas. “Lo que ocurrió en la Provincia fue un industricidio”, les aseguró, repitiendo un concepto que ya había dicho ante empresarios pymes en campaña. Y aprovechó ese diagnóstico para bajar el mensaje más fuerte que quedó sobrevolando la reunión con los alcaldes. Los primeros meses de gobierno serán difíciles. Por eso, les dijo, hay que estar “muy activos” desde el primer día con gobiernos “de cercanía con la gente” para contener la situación social.

 

EMERGENCIA ALIMENTARIA

Se habló, en ese marco, de un estado de “emergencia alimentaria” en los distritos que no sólo afecta al Conurbano sino que ya empezó a verse en municipios del interior donde no solía haber ese tipo de fenómenos. “Lugares donde nunca hubo hambre”, dijo Kicillof.

“Nos pidió que nos movamos mucho, que estemos en la calle, con la gente, que hagamos política de mucha cercanía”, dijo, fuera de micrófono, un intendente del norte del Gran Buenos Aires.

Para el futuro gobernador, los intendentes deberán poner en juego “toda la capacidad y el despliegue” en los territorios. “Vamos a tener que ser muy creativos ante la crisis”, explicó.

Kicillof también les contó sobre el encuentro que había tenido horas antes con María Eugenia Vidal.

Dijo que había sido muy positivo y dejó un dato que generó comentarios: que le había pedido a Vidal un inventario de obras en los distritos, para cruzar con la información 1e irán remitiendo desde las intendencias. El de las obras es uno de los temas centrales que mirará en su política para los municipios.

Después empezó a girar el micrófono. Hablaron Magario, el presidente del PJ bonaerense Fernando Gray, Máximo Kirchner y Sergio Massa. También tomaron la palabra los intendentes. Habló Juan José Mussi, de Berazategui, por el sur del Conurbano; “Juanchi” Zabaleta, por la Primera sección; Ricardo “Pito” Casi, de Colón, y Alberto Connochiari, por la Cuarta sección, entre otros.

Para el cierre, Kicillof dejó un fuerte mensaje político en el que habló de la necesidad de “reivindicar la política y el peronismo”. “Después de una época donde parecía que estaba sellada la suerte de la Argentina, el peronismo consiguió darle a nuestro pueblo una victoria espectacular”, lanzó. Y habló de una “batalla cultural”. “No es verdad que hayamos perdido la batalla cultural. Se montó un engaño. Nos votaron los trabajadores, maestros, sectores del movimiento obrero, y una parte importantísima de la clase media”, describió.

 

(Fuente: El Día)