Carlos Garetto: “Los inmigrantes trajeron la cultura del trabajo de la tierra”

Carlos Garetto: “Los inmigrantes trajeron la cultura del trabajo de la tierra”

Finalizado el acto protocolar, el director de LU 36, Hugo Dukart, abordó a los ex dirigentes que en el 2008 integraron la denominada Mesa de Enlace, tal el caso del titular de Coninagro, Carlos Garetto, quien en principio valoró el aporte de las “corrientes inmigratorias que hicieron del laboreo de la tierra una cultura, fundamentalmente del trabajo”.

Sobre la actualidad, Garetto dijo que “me parece que hay desafíos muy importantes, que pasan por dinamizar el agro, con dialogo, que es la herramienta necesaria para alcanzar los consensos que necesitamos y, también, poder dirimir los conflictos que se suscitan”.

Al recordar la epopeya de la Mesa de Enlace, Garetto dijo que “la gente nos transmite su afecto y reconocimiento por la gestión que nos tocó llevar adelante”, mientras que se manifestó “muy satisfecho y sorprendido porque uno ve la idiosincrasia de las comunidades, en donde hacen un culto de la familia, son sentimentales, apegados al trabajo y la producción, por eso se merecen un país mejor, en crecimiento”.
Por último, dijo que “somos nosotros (por los integrantes de la Mesa de Enlace) los agradecidos porque fueron los productores los que pusieron el cuerpo, no como nosotros que sólo pusimos la cara”.

Consultado sobre cuál fue el momento más difícil de aquellos años, dijo que “sin duda que los productores acompañaron y también ese complejo social que genera la ruralidad, fue el sentimiento de un país ante el avasallamiento del Gobierno sobre la legalidad” y señaló que “el voto no positivo fue un quiebre en una situación de tensión, que llevó a una pacificación en orden, aunque no se hayan arreglado todos los problemas que tenía el campo”.

Por último, afirmó que “la esencia del cooperativismo está viva, son participes de la cadena productiva a través de la industrialización, la exportación y en el agregado de valor a la producción primaria” y sostuvo que “el desafío no es solo trabajar tranqueras adentro sino afuera, para que el cooperativismo tome protagonismo en los ámbitos de decisión gubernamental. El objetivo no debe ser sólo fortalecer el sistema sino para que le sirva al conjunto de los argentinos en el mejoramiento de su calidad de vida”.