Carta abierta: Convirtieron al radicalismo en un outlet

Carta abierta: Convirtieron al radicalismo en un outlet

07 de agosto de 2018

Convirtieron al radicalismo en un outlet

Con profundo dolor veo que el partido político al que pertenecí, va equivocando el rumbo y va camino a la desarticulación. Los actuales dirigentes de la Unión Cívica Radical, hoy a nivel nacional, provincial y local travistieron ideales fundacionales para seguir viviendo del Estado importando únicamente lo personal.

Con impotencia siento que los dirigentes ni siquiera son mercenarios de la política, se han convertido en simples mercaderes que cambian espejitos de colores por cargos sin representar a nadie, que se olvidaron de los ideales, el debate, la democracia y del respeto que merecen los afiliados del partido. Me pregunto qué pensarán Alem, Yrigoyen, Balbín, Illia o Alfonsín si vieran tal declinante realidad. De esos grandes dirigentes se perdió todo, ya no queda más nada, quienes comandan los destinos del partido no representan a los afiliados, dicen que lo hacen pero no consultan, ya no existen en la UCR la movilización y motivación a los afiliados porque no les dan participación, y queda la sensación que ya a nadie le importa, sólo interesa con quien se sacan la próxima foto. Así como están, entran al remate final del partido, lejos a quedado aquella premisa radical “que se rompa pero que no se doble”. La gente les dio la posibilidad de gobernar, pero, en lugar de volver a las fuentes y trabajar desde lo más profundo del mapa, hacen lo opuesto. No les importan las comunas, las intendencias y las comisiones vecinales como semillas que germinen para empezar de nuevo con los verdaderos principios fundacionales del radicalismo insertándose en la sociedad con compromiso social. “Los de arriba” se olvidaron de ello y eligieron “sus cargos”, les importa más seguir viviendo de la política, no puede ser una mera mutual para ocupar cargos, incluso de candidatos individuales, como lo que sucede en nuestro distrito con Sres. Y Sras. Que prometieron renovar el partido, tenerlo activo y abierto, hoy parece un partido alquilado ,en ese marco, fundamentalmente la clase media, entre la que está el votante tradicional del radicalismo, siente que la UCR es ineficiente para defenderla y salió a buscar a alguien distinto que la defendiera mejor. ¿A quién? A una “plutocracia”, manejada por el Sr. Macri, donde hoy los concejales pertenecientes a la UCR, perdieron la memoria de lo que pregonaban años anteriores, siendo cómplices del tremendo ajuste que le están aplicando a las clases medias y trabajadores de nuestro distrito.

Fui militante de este partido centenario, participe de una interna que perdí pero quedo testimonio de que nunca iba a ver unidad, mientras exista oportunistas y especuladores/as que planteaban una idea y hacían otra, no hablo de traidores porque es ponerle un titulo demasiado generoso, pero les recuerdo que compartían con un grupo y al otro día se cruzaban de vereda, eso es ser especuladores y manipuladores.

Ahorrándoles el trabajo imaginativo de pensar en poder contestarme, les digo “si, me fui”, porque preferí ¡Que se rompa, pero que no se doble!, elegí entre conseguir un cargo – salvar la ropa y algún sueldo – opte por los antiguos principios del centenario partido y jamás, pactaría con quienes dominan los recursos económicos de un país, en contra del Pueblo Argentino.

Puedo hablar con libertad de una serie de principios y valores, volver a pensar no sólo en el lugar de fiscalización, de oposición crítica, de crítica constructiva, sino también pensar un proyecto real, y menos testimonial.

Horacio Stein - DNI 12866510