Casi todo el presupuesto del INTA se destinará a pagar sueldos

Casi todo el presupuesto del INTA se destinará a pagar sueldos

El presupuesto del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) siempre estuvo bajo la lupa debido a la enorme cantidad de empleados que tiene el organismo dependiente de Agroindustria ahora bajo el mando del Ministerio de la Producción.

El proyecto de Presupuesto Nacional 2019 -que elaboró el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne- establece una partida de $ 7.516 millones para el INTA, una cifra 20% mayor a la asignada en 2018 aunque la mitad de la inflación estimada entre 40% y 45%.

El tema es que, según indica un artículo publicado en el sitio especializado valorsoja.com, un 91,3% del presupuesto contemplado para el organismo técnico se destinará al pago de remuneraciones de personal efectivo y temporario.

Esto porque el INTA cuenta actualmente con una plantilla de alrededor de 7.100 empleados (entre efectivos y temporales) en todo el país que cobran, según la partida asignada para el año próximo, un sueldo promedio de $ 80 mil por mes.

El presupuesto que destinará el INTA a la operatividad de las unidades funcionales fue establecido en $ 647 millones para el año próximo. Se trata de una caída del 26% respecto a lo determinado en 2018 en términos reales sin contemplar la inflación.

Este presupuesto se da en medio de los recortes en la Secretaría de Agroindustria y en el Senasa donde se estiman alrededor de 1.000 despidos. El presidente del INTA, Juan Balbín, hizo malabares para que el ajuste de empleados no llegue al organismo.

Sucede que el gremio que representa a los trabajadores del INTA es APINTA cuyo secretario general es el combativo Mario Romero. Quizá fue por esto que Balbín decidió privilegiar la plantilla de empleados en desmedro de la operatividad del organismo.

En los últimos meses Balbín logró una reducción de entre 250 y 300 empleados vía retiros voluntarios y jubilaciones, al tiempo que a principios de año los directores del organismo decidieron reducirse el sueldo un 10% como un gesto de "austeridad".

Romero se quejó porque los empleados que se retiraron del INTA no fueron reemplazados: "Si no hay reposición de vacantes, en unos años más nos vamos a encontrar como en los '90 cuando perdimos una generación de profesionales", apuntó.

"El INTA está paralizado porque no tiene presupuesto para funcionar. Los profesionales en el interior están limitando las salidas a los campos y los asesoramientos técnicos a los productores", advirtió el secretario general de APINTA.

Romero hace referencia a las dificultades para pagar insumos, equipos, repuestos, combustible, servicios públicos, comunicaciones, alquileres, pasajes, viáticos, energía, servicios profesionales, reparaciones y construcciones, entre otros puntos.

Cabe mencionar que el INTA se organiza en una estructura que comprende una sede central, 15 centros regionales, seis centros de investigación, 52 estaciones experimentales, 22 institutos y más de 400 unidades de extensión.

En los últimos años el INTA estuvo en el centro de la polémica por denuncias de algunos sectores por el alto grado de politización que hubo a partir de las presidencias de los kirchneristas Carlos Cheppi, Carlos Casamiquela y Francisco Anglesio.

 

(Fuente: La Política Online)