El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez

El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez
El ‘banco rojo’ está en Coronel Suárez

En memoria de las todas las mujeres víctimas de la violencia de género: Coronel Suárez tiene su banco rojo y se habilitó con la presencia de Beatriz Regal, madre de Wanda Taddei, asesinada por su pareja, el baterista de Callejeros.

En el acto, que se realizó el sábado último, se agradeció la intervención artística de María José Prieto quien participó de la convocatoria representando a Isidoro Espacio de Arte y el acompañamiento de la Escuela Municipal de Música de Coronel Suárez.

Luego de la entrega de los decretos del Concejo Deliberante y del Ejecutivo municipal, Beatriz Regal agradeció “la presión social y el empuje de la familia, un año más tarde la Cámara Federal de Casación Penal descartó el atenuante que había determinado por los efectos de Cromañón en el baterista y demostró la intencionalidad y condenó al músico a perpetua. Fue un punto de inflexión”.

“El femicidio produjo un impactante efecto copy paste: los casos de ataques con alcohol y fuego se multiplicaron, un fenómeno que fue conocido después como el "efecto Wanda Taddei", sentenció.

“Mientras tanto, la lucha contra la violencia machista, la figura del femicidio y las cuestiones de género todavía pujaban por instalarse en los medios de comunicación y la sociedad” expresó para agregar que “después del crimen, del juicio y de la condena, los daños colaterales y la ausencia calaron hondo en sus familiares”, indicó.

"La violencia no termina con el femicidio", resumió Beatriz. "Si bien la violencia más importante la recibió Wanda porque perdió su vida, nosotros seguimos, durante mucho tiempo, recibiendo violencia".

La muerte de Wanda transformó a Beatriz en activista contra la violencia de género. Con su esposo fueron adonde los invitaron, dieron charlas en colegios, iglesias y universidades, organizaron reuniones, recibieron distinciones y tratan a diario con víctimas que los contactan para pedirles ayuda. Esa fue su forma de aprender, ayudar a otros y pasar su duelo y con esa finalidad llego el sábado a nuestra ciudad.

Ella es hoy la impulsora en Argentina de la campaña del "Banco Rojo", una instalación con una inscripción que dice "En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas".

Tras sus sentidas y conmovedoras reflexiones, Beatriz entregó un poema que refleja con toda crudeza esta realidad y que fue leído en el acto por la Coordinadora de Políticas de Género del Senado de la Provincia, Nerina Neumann.

Finalmente se procedió a retirar la tela que cubría el banco rojo y que recuerda en memoria de todas las mujeres víctimas de la violencia de género: “En memoria de todas las mujeres asesinas por quienes decían amarlas”.