El campo reaccionó con críticas al anuncio de las retenciones y lo calificaron de “duro golpe”

El campo reaccionó con críticas al anuncio de las retenciones y lo calificaron de “duro golpe”

Las entidades rurales salieron ayer a cuestionar con dureza los anuncios del presidente Mauricio Macri sobre un nuevo esquema de retenciones, al que calificaron como un “duro golpe”.

Con las medidas vinculadas a los derechos de exportación, el gobierno aspìra recaudar adicionalmente el año próximo $ 280.000 millones. El impuesto, según detalló tras el discurso de Macri el ministro de Economía Nicolás Dujovne, será de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias y de 3 pesos por dólar para resto de las exportaciones. Como un gesto hacia el campo, se reduce al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja. En la actualidad, el poroto tributaba 25,5% y los subproductos, 23%.

La reacción fue dura. Matías de Velazco, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), dijo que “por supuesto” las retenciones son algo que ven mal. “Por lo menos ahora sabemos que no estamos solos poniendo el hombro, que hay otros sectores también... pero acá se está gravando al sector exportador; nos gustaría ver poner el hombro a muchos sectores que son muy poderosos y se manejan en el mercado interno, como la obra pública”, dijo de Velazco, representante del campo.

“Si lo que es fundamental es el equilibrio fiscal hay que tener en cuenta que se da por dos factores: por los ingresos del Estado pero también por sus egresos”, agregó.

“El Presidente habló mucho del achicamiento del Estado Nacional, pero queremos ver que hagan lo mismo provincias y municipios; sino la Nación restringe a la provincia, la provincia a los municipios, y los tres niveles a nosotros los privados”, criticó.

“Si queremos vivir la última crisis, que el Estado haga el ajuste que tenga que hacer”, sentenció. “El presidente no ha podido sostener su palabra y esto es malo para el país”, criticó.

Respecto de si el campo hará alguna manifestación o protesta, dijo que hay que ver qué sucede con los otros sectores. “Vamos a ver si el Estado hace el ajuste, y si es así, va a haber que comérsela esta vez y apretar los dientes”, cerró.

Ayer por la noche, las críticas fueron volcadas a un documento que difundió la entidad que nuclea a las sociedades rurales de Buenos Aires y La Pampa.

El titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, en tanto, sostuvo que “es un golpe durísimo al campo”.

“Son retenciones con todas las letras. No nos consultaron nada, ya con el hecho consumado. Esto lo venimos hablando. Se va al 28,5 para el poroto y 26,5 para harinas y aceites. Hay otra cosa, ellos juegan con los ingresos, y los costos y el gasoil con precio internacional, y la tasa del 60% , quien la paga”, afirmó el dirigente rural.

 

Cuestionamientos de la CGT

Por su parte, la Confederación General del Trabajo (CGT) criticó con dureza las medidas de “ajuste” ante la crisis anunciadas por Macri y advirtió que no tolerará más despidos. En un comunicado, el consejo directivo de la CGT expresó su “preocupación” por los “efectos sociales, laborales y económicos” que provocarán las medidas anunciadas por el Ejecutivo en “respuesta a la grave crisis cambiaria, económica y política” que atraviesa Argentina.

La central obrera apuntó contra los anuncios de reducción de ministerios que incluyó la reconversión en simples secretarías de los hasta ahora ministerios de Trabajo y de Salud, entre otros.

La CGT rechazó que “la degradación política de la problemática del trabajo y la salud de los trabajadores sea valorada como un ahorro de la Administración”.

“Cuando el Gobierno menoscaba la función vital que desarrollan los Ministerios de Trabajo y Salud en la vida de los trabajadores avala el recorte de los derechos básicos y fundamentales de todos los ciudadanos y acrecienta las desigualdades”, consideró la central obrera.

 

(Fuente: El Día)