El Intendente no quiso hablar con proteccionistas

El Intendente no quiso hablar con proteccionistas

Al finalizar el mensaje del intendente Roberto Palacio ante el Concejo Deliberante y después de saludar a cada uno de los ediles, se dirigió hacia la puerta de salida del recinto, pero allí había un grupo de proteccionistas de los animales, reclamando castraciones masivas de perros y la puesta en funcionamiento de la Perrera en forma inmediata.

Advertido de esta situación por parte de los funcionarios presentes, entre ellos el secretario de Servicios Públicos, Francisco Franco, comenzó a esquivar a los proteccionistas; los colaboradores directos fueron saludando al Jefe comunal y llevaron hacia la segunda puerta de salida del recinto de sesiones, la más cercana a la secretaría, por donde pudo tomar el pasillo, las escaleras y así su refugio natural, el Despacho mayor de la comuna.

En síntesis, el Intendente no quiso hablar con los proteccionistas, los esquivo y había dicho en su mensaje inaugural que quería trabajar con todos, que iba a escuchar a todos sin distinción de pensamientos ni procedencias políticas.

¿Habrá valido la pena esquivar a quienes trabajan ad honorem por el bienestar de los perros?