Micro Histórico - A cuarenta años de inaugurada la ‘Plaza Tambor de Tacuarí’

Micro Histórico - A cuarenta años de inaugurada la ‘Plaza Tambor de Tacuarí’

Podés también escuchar este artículo:

 

La ciudad de Coronel Suárez posee desde fines de 1978 un espacio verde muy destacable, que cuenta con ornamentación y mejoras, tales como una plaza de juegos para niños, que fuera diseñada por el arquitecto local Juan Carlos Garrós. Se trata de una plaza que por el ambiente propicio para disfrutar de la naturaleza y el aire puro, es elegido por la familia, ya que a los niños los acompañan sus mayores y también los jóvenes prefieren ese sitio apropiado para disfrutar de momentos libres, y la comunidad coincide sin duda en el bien elegido nombre de ‘Tambor de Tacuarí’, por autoridad municipal que conducía en esos años el intendente Raúl Lucio Pedernera. Es oportuno acotar además que con la construcción de la Plaza Tambor de Tacuari se erradicó un terreno que mostraba abandono y era virtualmente un basurero, lo que condecía con el sector urbano que ocupa entre la Avenida Sixto Rodríguez y las calles Rivas, que lo ubica frente al Hospital Municipal al lado del Hogar de Ancianos, y Urquiza.
La Plaza Tambor de Tacuarí fue inaugurada el 24 de noviembre de 1978 y en esa oportunidad se proclamó la constitución de la Comisión Defensora de la Plaza, presidida por don Ernesto Arzadun, siendo tesorero don Antonio de los Ángeles y secretario Roberto Muzzolón, habiéndose leído en ese momento la siguiente reseña:
‘Tradición oral, mito o leyenda, la presencia en nuestra historia del ‘Tamborcito de Tacuarí’ aún siscita controversias sobre la identidad del protagonista y la legitimidad del episodio. Desde las primeras versiones que divulgaron esta tradición, hasta el valor de la historia oral conocida –trato de rescatarlo a través de referencias confiables- que, además, recupera el valor del héroe-niño, que alentó con su instrumento a las huestes del General Belgrano”, dice un artículo firmado por Ernesto Quiroga Miqueo y del cual extraigo una síntesis:
El poeta Rafael Obligado y especialmente Bartolomé Mitre, conocieron a muchos guerreros de la Independencia, alternaron con ellos, y escucharon de los labios de sus familiares, numerosos episodios históricos.
Mitre al referirse a Falucho, dejó constancia que conoció cómo murió, gracias a un relato escrito y a varios orales, por lo que debe aceptar que escuchó de alguien lo ocurrido en Tacuarí. En base a eso, se debe admitir como que allí unn tamborcito se comportó heroicamente, a pesar del fragor de la batalla.
Es evidente que durante varios años no se habló de que el muchacho hubiera muerto en acción. Podría ser una prueba de ello la resolución del Consejo Nacional de Educación del 8 de marzo de 1912, que fijó las fechas para la conmemoración de los niños heroicos. En sus considerandos se dice que ‘con el propósito de fijar dos fechas del año para que se recuerde en la escuela a los niños que merecieron, por sus actos heroicos, la gratitud de la Patria; y considerando que entre los pequeños héroes argentinos, cuya abnegación y valor exalta la historia, se destaca el Tambor de Tacuarí y las Niñas de Ayohuma, por sus acciones gloriosas realizadas el 9 de marzo de 1811 y el 14 de noviembre de 1813, respectivamente...’.

*** Artículo extraído textualmente del libro “120 años en la Historia de Coronel Suárez”, del periodista Héctor Dos Santos ***