Micro Histórico - La primera Banda de Música que tuvo la ciudad

Micro Histórico - La primera Banda de Música que tuvo la ciudad

Podés también escuchar este artículo:

 

Coronel Suárez tuvo varias bandas de música y sobre la primera de ellas ha un dato documental: era la que tenía como director a Alejandro Leones. En el libro 1 del Concejo Delibe­rante, con fecha 26 de octubre de 1894, se consigna que el mencionado "director de la Banda de Música de este pueblo" pide una subvención. Ningún otro dato fue posible encontrar para conocer la trayectoria de esa Banda, salvo un folleto de fines del siglo XIX, donde se habla de la existencia de "una banda de música subvencionada por la Municipalidad".

Breves referencias de dos de las primeras bandas municipales se consignan en El Imparcial del 4 de agosto de 1984, cuando dice: "El amor por la música de los italianos residentes en este pueblo los llevó en el año 1903 a organizar una banda bajo la dirección del maestro Paslini. Posteriormente el conjunto se disolvió, hasta que en 1904 el joven maestro Bilotti la volvió a reestructurar, pero no tuvo mucha trayectoria, disgregándose también".

Otra banda de música que se recuerda -de la cual queda testimonio fotográfico-, fue creada por el músico e inmigrante italiano don Aquiles Fanti, que también la dirigía y ejecutaba el bajo. La Banda cuenta con vínculos generacionales con vecinos que han traspasado la barrera del siglo XX.

Algunos de sus integrantes fueron: Domingo Vizioli, Pedro Zamorano, Francisco Balsamello, Juan Etchemendigaray, Roque Moreno y Juan Várela, entre otros que no ha sido posible identificar pero que se descuenta estaba integrada por varios de los primeros pobladores de Coronel Suárez, en su mayoría -o quizás todos- inmigrantes europeos.

Seguramente se trataba de un grupo de convecinos a quienes los unía la pasión por la música, que canalizaban ejecutando el instrumento de sus preferencias.

Fue Aquiles Fanti uno de los primeros inmigrantes italianos que llegó a lo que era Sauce Corto, cuando ni siquiera estaban construidas las vías del ferrocarril. "Mi abuelo llegó en carreta desde La Colina, antes de 1884. Su oficio era marmolero, pero como tenía poco trabajo de su espe­cialidad, se dedicó a la albañilería, habiendo participado en la construcción de la iglesia parroquial".

El oficio de marmolero -sobre el cual tenía una oferta publicitaria en El Imparcial, en 1921- lo heredó después su hijo, Victorino Fanti, también con empresa constructora y finalmente su nieto Horacio, continuó con el comercio del mismo ramo desde 1969. De tal forma tres generaciones de Fanti trabajan con marmolería desde principios del siglo XX en forma ininterrumpida.

Fue don Aquiles Fanti un vecino con participación en distintos acontecimientos locales, como lo testimonia también su presencia en la colocación de la piedra fundamental para el edificio del Cine Teatro Italia, donde aparece a la derecha de un estandarte y a la izquierda del mismo se encuentra su esposa, doña Teresa Zamorano, española.

El casamiento de ambos figura en la primera acta de casamientos existente en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, con fecha 3 de diciembre de 1900, de donde se pudo saber que Aquiles tenía al casarse 23 años y la contrayente, Teresa Zamorano, española, 18. El párroco que firma el acta era el Padre Eustasio Mozo y los padrinos, que firman el acta, Domingo Michetti y Alejandro León, ambos italianos.

En cuanto al suegro de Aquiles Fanti, don Manuel Zamorano, español, colaboraba con la autoridad eclesiástica y anotaba a los niños que se iban a bautizar cuando llegaba algún sacerdote. Don Manuel vestía con frecuencia de sobretodo negro y llevaba bastón, por lo que era conocido como "El viejo de la muerte"...

 

Otros datos históricos

En la edición del 9 de febrero de 1927, destaca el diario El Imparcial "...la feliz iniciativa de solicitar el concurso de la Banda de Policía de La Plata y cuya presencia en los festejos que organiza el Centro Blanco y Negro, dará el mas sonado triunfo a esta institución deportiva, pone sobre el tapete una cuestión varias veces tratadas en estas columnas y que hoy adquiere mayor interés para nosotros".

Ocupándose del interés que concitan estos conjuntos, prosigue diciendo el articulista: "No será aventurado predecir la gran afluencia de familias que han de hacer acto de presencia en el Parque Municipal, durante los citados festejos y tendremos por bien sabido que el principal atractivo de la fiesta lo encontrarán en el conjunto musical foráneo, al que se dedicarán todos los comentarios. Existen pues deseos de poseer una Banda como se demuestra al decir: "No creemos existe dispari­dad de criterios, en cuanto a reconocer la conveniencia de organizar una Banda local y sí pensamos en que la dificultad estriba en el método o forma de organizaría".