“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”

“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”
“Necesitamos una decisión política, si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad.”

11/08/2022 - Primera parte de la visita de los concejales del espacio Juntos, Valeria Negrín y Ricardo Salvi. Hablamos de actividades que han tenido en los últimos días fuera de nuestro distrito. Una experiencia del caso más importante en la Argentina respecto a la producción de cannabis, en Jujuy.


- Cuéntennos sobre la experiencia. ¿Qué se encontraron en Jujuy respecto de la producción de aceite de cannabis?

VN: - La experiencia fue increíble. En un principio fuimos recibidos por el gobernador, en estos tres días que fueron muy intensos y de mucho conocimiento. Cuando nos recibió, una de las frases que nos impactó es que cuando hablábamos de cómo había impulsado la producción en su provincia, él nos decía “ninguna provincia es improductiva”. Tuvimos la oportunidad de conocer distintas explotaciones de recursos naturales y de iniciativas. Cannava es una sociedad del estado. Está emplazada a 30 kms. de Jujuy. Son 35 hectáreas que se explotan con la planta de cannabis. Tienen 87 mil plantas en este momento. Todo lo que se cultiva y se procesa es con fines medicinales. Hace poco pusieron en funcionamiento un laboratorio, con tecnología de punta, para poder analizar los cannabinoides de manera más precisa. Hoy el aceite que producen lo hacen con el cannabinoide de CBD, a diferencia de las ONG que tenemos en Coronel Suárez que utilizan las proporciones en THC y CBD. Nos explicaban que comenzaron con eso porque su primer foco fue la epilepsia refractaria. Hoy están en otra instancia. Abastecen a toda la provincia de Jujuy. Es un producto que buscan instalarse en todas las farmacias de Jujuy y del país, y hasta pensar en exportar. A mí lo que me enseñó Cannava es como una decisión política e inversión bien colocada crea una política pública, en este caso de salud.

- Nosotros tenemos a General La Madrid que es un modelo en el país respecto a cómo se empezó a investigar y ser un punto de referencia, pero nunca pudieron obtener por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires una habilitación para llevar adelante un proyecto que está.

VN: - Que está, y que tiene el mismo objetivo que por ejemplo tuvo en su visión inicial Gerardo Morales. Lo mismo también nos pasa en la ciudad. Nosotros en nuestro municipio tenemos una ordenanza. La sancionamos en mayo del año pasado, que es la ordenanza 74.98, que es el marco regulatorio del uso medicinal del cannabis y sus derivados. Hoy en Jujuy están explotando hasta el cáñamo para poder hacer fibra textil. Explotan todo el recurso de la planta. Generan fuentes de trabajo dignas. Ellos tienen hoy 190 empleados en Cannava, más los profesionales abocados al estudio de la sustancia. En Coronel Suárez ocurre lo mismo. La demanda es cada vez más grande, pero las ONG, en su capacidad productiva, no dan abasto. Tenemos que atender esa demanda de la sociedad, acompañar como Estado e invertir. La gente lo pide como un paliativo del dolor, como mejor calidad de vida, y si lo podemos producir y tenemos una zona favorable para el desarrollo de la planta, lo tenemos que acompañar. Juan Manuel nos comentaba que el Estado les había otorgado dos subsidios para poder obtener los reactores químicos que les permitan buscar el equilibrio justo de los cannabinoides para el aceite. Le consulté si la ordenanza se ejecutaba y me dijo que no. No se creó el consejo asesor de políticas relacionadas al cannabis medicinal, no se creó el registro de usuarios. Necesitamos esta decisión política si estamos dispuestos a que el cannabis sea explotado en nuestra comunidad y atienda la demanda de su municipio para después pensar en expandirse.

- ¿No hay también intereses por parte de los laboratorios farmacéuticos para que este tipo de emprendimientos no prosperen y en todo caso ser la industria farmacéutica quien en su momento lleve adelante esto? Si ha habido una resistencia a la utilización del cannabis, ha sido precisamente desde este sector.

VN: - Si, y de deconstruir muchos conceptos, porque muchos de los cultivadores solidarios han sido perseguidos por las fuerzas policiales como si el cannabis fuera un delito. Creo que en lo que debemos basarnos es que la producción del cannabis es el crecimiento de una nueva industria, y que la industria farmacéutica está deconstruyendo sus conceptos y entendiendo este cambio de paradigma. Es un camino que merece su debate para ver cómo podemos conciliar los intereses contrapuestos si todos estamos en el mismo camino.

- ¿Han tenido información respecto a que se estén gestando nuevos emprendimientos similares a este en otro punto del país?

RS: - Sí. La verdad que cuando uno llega a Jujuy, después de 5 o 6 años, ver lo que es hoy la provincia, uno se llena de satisfacción y orgullo. Con poca actividad agrícola ganadera, debido al suelo que tiene, tuvo que ingeniársela y buscar otro tipo de proyectos para poder darle a la población otro sustento. Por esto, también se creó el primer sistema de fuentes renovables de Argentina, ubicado a más de 4.000 metros de altura, para el mejor aprovechamiento de la energía solar. Hoy tienen más de 960 mil paneles en funcionamiento en 800 hectáreas de campo que proveen un 75% de energía renovable a Jujuy.  Ahora están por colocar 400 mil paneles para ser la primera provincia autosustentable en energía. El excedente de esa energía lo comercializan en Bolivia y Chile, lo cual redunda en una ganancia para la provincia de unos 50 millones de dólares anuales.

Jujuy también tiene el litio, que es algo novedoso, y es muy importante. En Salta, Catamarca y Jujuy hay distintas salinas, que son las que producen el litio. Es novedoso porque de ahora en más todos los combustibles fósiles van a pasar a un segundo plano.

Está por un camino de crecimiento que es muy importante, donde todo lo que se transforma en dinero, el gobernador lo refleja en escuelas. El piensa que la educación es la base sustentable para cualquier provincia o país. Todas las escuelas que ha generado con estas ganancias, son con energía renovable, y se encuentran en zonas bastante inhóspitas donde era difícil encontrar colegios.

- Esta es una rica experiencia que sirve para trasladar a las agrupaciones locales. ¿Han tenido alguna charla posterior a este viaje o tienen previsto transmitirlo?

VN: - Nos queda volver reunirnos con Santa María 420 y el resto de las organizaciones porque lo hicimos previo al viaje y ahora nos queda el pos, ver cómo podemos juntos hacer fuerza para que se cumpla la ordenanza, para que logremos la ley a nivel provincial y para que Coronel Suarez pueda proyectarse a través del trabajo de ellos y generar una mayor producción.

Quiero agradecerles a todas las organizaciones porque esta ordenanza la trabajamos en forma conjunta el año pasado. Dejamos de lado las cuestiones políticas partidarias y los réditos, solo trabajamos en pos de esto, el objetivo de generar una política pública del cuidado de la salud. No queríamos que los persigan más, para que puedan trabajar y desarrollarse. Juan Manuel nos dio una parte de su producción, que nosotros llevamos a Cannava, y que Gastón Morales, su presidente, la entregó en el laboratorio a los farmacéuticos para que pueda ser analizada y poder comparar el tipo de producción entre uno y otro.