Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas

Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas
Partidor de Piñeyro: una obra de gran magnitud que da soluciones definitivas

El Partidor de Piñeyro está localizado 16 kilómetros al noreste de Coronel Suárez y se trata de un derivador que fue creado para enviar las aguas que bajan de las sierras hacia el arroyo Sauce Corto, que alimenta al sistema de las lagunas Alsina, Cochicó, Del Monte, Del Venado y Epecuén (Encadenadas del Oeste), o bien al arroyo El Huáscar, que alimenta a la laguna Del Juancho y otras (sistema del Salado).

En este momento se avanza en la construcción de un nuevo sistema derivador y controlador de aguas, que incluye dos obras, una sobre el arroyo Sauce Corto y otra sobre el arroyo El Huáscar. Con estas obras, lo que se busca es controlar los volúmenes y limitar áreas inundadas, fijando así niveles de agua seguros. Además se trabajará para poder mantener volúmenes de agua de reserva, contribuir al desarrollo de las actividades productivas y asegurar la preservación de las condiciones naturales.

Con la nueva obra, cuya licitación supera los 224 millones de pesos y que está a cargo de la UTE conformada por las empresas Olivo Zambano S.A. y Gerónimo Rizzo S.A., el mayor caudal de agua permanente dejará de correr por el Sauce Corto hacia el sistema de las Encadenadas del Oeste y lo hará por el canalizado Huáscar hacia la cuenca del Vallimanca.

Las viejas compuertas y barrera artificial para el material de arrastre de las aguas que conformaban el Partidor de Piñeyro serán reemplazadas por un sistema de azud fijo sobre el Sauce Corto, es decir sistema de rebalse, que estará ubicado a metros del actual emplazamiento de derivación de aguas, manteniendo de lo actual solo la bifurcación de los cauces. Sobre el Sauce Corto además se montará una compuerta lateral que se abrirá para compensar los niveles, en tanto que sobre el Huáscar se montarán tres compuertas de seis metros cada una que permitirán regular el caudal aguas abajo y por donde derivarán las aguas mientras los niveles no superen los 30 m3.

Sobre el Huáscar se están canalizando 8 kilómetros, partiendo de la bifurcación entre este arroyo y el Sauce Corto. Este canal ha visto aumentado su cauce a 20 metros, duplicando el cauce original. Además tiene importantes contenciones laterales, constituidas por una berma de cinco metros a cada lado por lo cual el ancho total alcanza los 30 metros. También se ha construido un terraplén de  nueve metros de altura, lo que garantiza el paso del agua de crecidas sin perjuicio para los campos linderos. A su vez, sobre este cauce se establecerá un sistema de tres esclusas que regularán el paso del agua en mayor o menor medida.

En cuanto a la canalización del arroyo Sauce Corto, ocupará sólo 600 metros, hasta la nueva exclusa que se está construyendo dos metros debajo del lecho del Sauce Corto. Mientras se trabaja, se ha levantado un talud que impide la llegada de agua hacia ese sector.

Se está trabajando en la instalación de la armadura del hormigón armado para impedir que el agua filtre por debajo del nuevo regulador de aguas, para lo cual es necesario realizar un trabajo importante con un martillo hidráulico montado sobre una excavadora ante la dureza que presenta el suelo.

Paralelamente se ejecutan los trabajos de preparación para la construcción de las esclusas y acopio de los materiales para el hormigonado de las bases, una vez instalada la planta de hormigonado propia que dispuso montar la UTE constructora para acelerar los procesos al pié de obra.

Los movimientos de suelos presentan un avance del 90%, habiéndose finalizado la consolidación de caminos de acceso al nuevo divisor, la canalización de 8 kilómetros del Huáscar y el terraplenado en los primeros 6 km., restando los últimos dos, entre otras obras menores.

En cuanto a las obras de arte, el avance es del 10% siendo las condiciones climáticas de los próximos meses determinantes para las tareas de hormigonado de los dos nuevos reguladores de aguas y la instalación de las compuertas respectivas, la constitución de puentes de paso sobre el Huáscar y el montaje del alcantarillado que permita escurrir el agua desde los campos hasta la nueva canalización, entre otras.