Policías bonaerenses bloquean la salida de móviles en el Comando de Patrullas platense

Policías bonaerenses bloquean la salida de móviles en el Comando de Patrullas platense

08/09/2020 - Se movilizaron sin uniforme y con pancartas. Piden un aumento del 60 por ciento para todas las jerarquías. Vigilia frente a Gobernación. Esta mañana impiden la salida de móviles del Comando de Patrullas, de 526 entre 21 y 22.


En una jornada pocas veces vista en la historia reciente de la Policía bonaerense, centenares de efectivos se manifestaron ayer en distritos de la Provincia, en reclamo de mejoras salariales, congregados a través de las redes sociales. Mientras que esta mañana impedían la salida de los móviles del Comando de Patrullas ubicado en 526 entre 21 y 22, pese a que desde la Provincia aseguraron que los relevos de las 6 de la mañana se hicieron con normalidad.

Las protestas de los agentes, que se movilizaron en numerosos grupos, se realizó, en una gran mayoría, sin uniformes y con pancartas que exhibían consignas respecto de sus reivindicaciones, entre las que figuran que se les otorgue un incremento salarial del 60 por ciento para todas las jerarquías y escalafones y un aumento del 100 por ciento para las jornadas de trabajo en domingo, feriados y horas nocturnas.

Además, los policías reclaman la reducción del jornal a un total de 36 horas semanales para subescalafones comando y general.

“Estar descansados es fundamental en esas milésimas de segundos en las que un policía tiene que tomar una decisión”, reclamaron.

En La Plata hubo protestas a lo largo de todo el día, pero pasadas las 23 la situación comenzó a ganar intensidad y se escucharon las proclamas más duras.

Primero fue un corte, con patrulleros incluidos en la zona de Plaza San Martín, para después dar comienzo a una caravana hasta la mismísima residencia del Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, donde los manifestantes prometieron quedarse de vigilia.

El edificio, así, se encontraba sitiado al cierre de esta edición, con gente congregada sobre calle 5, pequeños focos de fuego y móviles hacia las esquinas interrumpiendo el tránsito.

El sonido de las sirenas y los gritos de los agentes alteraron la tranquilidad habitual de los vecinos, que comenzaron a comunicarse para saber qué estaba pasado.

Todos sospechaban de un accidente o hasta de un incendio. Por eso muy grande fue la sorpresa cuando supieron que, en realidad, eran policías que protestaban por sueldos dignos y mejoras en las condiciones de trabajo.

Del otro lado de las rejas y el muro, indicó una fuente oficial, se dispuso un operativo de seguridad para resguardar las instalaciones y la integridad física de las personas que se encontraban en el lugar.

Nadie se animó a mencionar la palabra “acuartelamiento”, aunque la idea replicó fuerte entre algunos de los manifestantes, que esperaban la palabra o alguna señal del propio ministro de Seguridad, Sergio Berni.

Un altísimo vocero de la fuerza mencionó anoche que, al margen de la problemática planteada, “la institución está subordinada y trabajando como siempre”, echando así por tierra cualquier posible acto de indisciplina general.

Por otra parte, se escucharon planteos por el retiro con 25 y 30 años de servicio y el 100 por ciento de los haberes.

Otro de los pedidos se vinculó al reconocimiento de insalubridad de su actividad, fundamentalmente por lo expuesto de su rol en el marco de la pandemia en todos los distritos de la Provincia.

“Los policías tenemos que comprar nuestros propios insumos para protegernos del coronavirus, nos obligan a ir a trabajar enfermos, no hay patrulleros, y ante cualquier cosa nos amenazan con trasladarnos”, afirmó una de las manifestantes en el centro de Adrogué.

Manifestantes que, sin poder dar su identidad, expresaban ayer sus reclamos, indicaron a la prensa que “el personal (de Seguridad) sigue trabajando y poniéndole el pecho a la pandemia, más allá de sus necesidades”. Y que las demandas “son justas porque nuestro sueldo en pesos no alcanza para cubrir el mínimo de las necesidades, y parece que todo el mundo tiene derecho a reclamar menos nosotros”, agregaron.

La convocatoria también tuvo fuerte eco en Almirante Brown y Mar del Plata, donde un grupo de más de 40 efectivos, también vestidos de civil, y sus familiares, se manifestaron en la esquina de la Jefatura Departamental de esa ciudad balnearia.

Además de las reivindicaciones laborales, el personal de seguridad reclama una mesa de diálogo con las autoridades políticas de la cartera que conduce Sergio Berni.

“Para poder exponer nuestras inquietudes y necesidades en pos de un beneficio personal y para la seguridad pública”, agrega el documento.

En la movilización, que había comenzado a ser convocada a través de redes sociales a partir del mediodía del domingo, los manifestantes advirtieron que se seguirán sumando policías de otros municipios del conurbano, que dejarán de prestar servicios de seguridad si no son atendidas sus peticiones.

 

(Fuente: El Día)