Red de Turismo Rural INTA - Cambio rural favoreciendo acciones para la comercialización

Red de Turismo Rural INTA - Cambio rural favoreciendo acciones para la comercialización

Entre los días 30 de noviembre y 2 de diciembre emprendimientos turísticos rurales que conforman la Red de Turismo Rural del centro sur de la provincia de Buenos Aires tuvieron el agrado de recibir a los propietarios de Enjoy Argentina, Empresa de Viajes y Turismo Leg. 16076 de la ciudad de Mar del Plata. Cuatro personas en total, entre ellas su idóneo y su asesor jurídico, descubriendo la riqueza y calidez de cada familia rural que los recibió con la intencion de dar a conocer su propuesta para luego evaluar posibilidades de que la oferta de la Red sea incorporada al canal de comercialización de la agencias de viajes.

Esta Red de turismo rural, de quince años de trayectoria, es un espacio generado por INTA y el Programa CAMBIO RURAL; congrega a pequeños productores agropecuarios y prestadores de servicios que ofrecen propuestas de turismo rural atendidas por sus propios dueños. Son diferentes proyectos asociativos unidos entre sí con el propósito de fortalecer y difundir las propuestas de turismo rural como diversificación y agregado de valor de la actividad primaria y como una herramienta que contribuye al desarrollo de los pueblos y territorios rurales.

El itinerario diseñado por la Agente de Proyecto del Programa Julieta Colonnella y Promotoras Asesoras de grupos Cambio Rural Marina Monje y Maria Isabel Haag comprendió tres días de recorrido de más de 1000 km, con más de 20 prestadores de servicios ubicados en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, involucro 7 grupos Cambio Rural localizados en 5 municipios con sus ciudades cabeceras y pueblos del interior.

Los Grupos Cambio Rural visitados fueron:

 

 

El turismo rural se construye en torno a las producciones locales y a los recursos culturales, históricos y naturales, agrega valor a los productos y brinda alternativas de diversificación para el crecimiento económico y la mejora de la calidad de vida de la familia rural. A su vez, contribuye a la preservación de la arquitectura de los pueblos tradicionales, de la cultura y las tradiciones.