Ricardo Salerno: “Estamos a derecho”

Ricardo Salerno: “Estamos a derecho”

En la mañana de hoy, el ingeniero Ricardo Salerno, habló sobre la instalación de una antena de telefonía en Pueblo San José, en el predio del Club Independiente de la localidad, sobre el cual se juntaron 600 firmas que se manifestaron en contra de la misma por considerar que afecta a la salud de los vecinos que viven alrededor de la antena.

En la entrevista, el Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Coronel Suárez aseguró que “estamos a derecho”, en el sentido que se cumplimentaron todos los pasos establecidos por las leyes nacionales y provinciales, como así también las ordenanzas, razón por la cual se le dio el visto bueno a la factibilidad de la obra.

“Cuando advertimos que se comenzaba a construir la base de la antena, nos acercamos y terminamos clausurando la obra porque no contaban con la documentación que se requería”, dijo el ingeniero Salerno, para expresar seguidamente que “recién el 30 de enero aprobamos los planos, una vez que todos los papeles estuvieron en regla”.

“Ahora, yo no puedo analizar un expediente de estas características pensando en lo que siente o percibe el vecino, me tengo que atener a lo que dicen las leyes”, sentenció el funcionario municipal.

No obstante, expresó que “una vez que esté en funcionamiento la antena, será el Ministerio de Salud de la Nación quien habrá de medir si la radiación está dentro de los valores establecidos, que se establecen por ley”, lo cual será sorpresivo, según dice la misma normativa.

La preocupación radica en que esos valores autorizados no se superen una vez que la inspección se realice, porque nadie ha visto o ha tenido conocimiento que ese tipo de controles se realice en forma periódica.

En otro tramo de la nota periodística, Salerno dijo que “en principio, se había pedido autorización para instalar seis antenas, una en cada colonia y tres en Coronel Suárez, pero hasta el momento sólo avanzó la de Pueblo San José”.

En realidad, como conclusión de la nota periodística, se puede decir que el vecino quedó al descubierto, que nadie tuvo en cuenta qué pensaban, qué sentían y cómo se manifestaban en torno a la instalación de una antena de telefonía en dicho lugar. Pudo haberse establecido una ordenanza, tal como ocurrió con los supermercado ‘chinos’, que postergue las habilitaciones, pero a ningún concejal se le ocurrió plantearlo, quizás lo puedan hacer para las cinco antes que podrían llegar a solicitar la factibilidad pata ubicarse en diferentes espacios, tal como se sabe va a ocurrir en Pueblo Santa Trinidad, lo cual ya está avanzado por se instalaría en el predio de Club San Martín y una asamblea ya lo autorizó. ¿Qué opinará la población?

Entrevista completa con Ricardo Salerno: