Se debe ser patriota todos los días, no en determinadas fechas

Se debe ser patriota todos los días, no en determinadas fechas

Si bien no es literal, si es el espíritu del mensaje del cura párroco Alejando Guidobaldi en el acto del pasado martes 2 de Abril, a los pies de la Virgen, a la que se vistió con sus atributos, para la ocasión.

El sacerdote dijo que “al escuchar hablar me acordaba de varios textos del Antiguo Testamento, donde Dios dice ´Escucha pueblo de Israel y has memoria. Recuerda que tu padre era un arameo errante, has memoria del pasado, pero no solamente vivas del pasado; recordando, llorando o festejando por lo que pasaba´. El pasado, haciéndolo memoria, te tiene que alimentar y hacer vivir de un modo determinado en el presente. En cada responso, o en cada acto de este tipo, o cuando rezamos el Vía Crucis, decimos que las almas de los fieles difuntos, descansen en paz. Y todos nosotros descansamos en paz, principalmente los que son padres, los que son abuelos, cuando ven que sus hijos y nietos viven bien, que en ellos arraigaron valores. Que intentan vivir bien la vida, que la entregan. Hoy, estos 649 hermanos que dieron su vida por nosotros, esperan hacer lo mismo”.

Al continuar con la invocación, agregó que “para que ellos descansen en paz, no alcanza con que tengamos puesta una escarapela en cada día patrio, sino que en nuestro corazón nos sintamos realmente hijos de Dios, hermanos, argentinos y patriotas. Y cada persona con un talento, con una profesión o con un título, se ponga el servicio de los demás. Como ellos pusieron hasta su vida al servicio por nosotros. Solamente así vamos a cambiar una historia, que pasa de la euforia a la tristeza. Los veteranos de Malvinas y quienes fueron a las Malvinas por nosotros, hoy nos piden que hagamos memoria también, y que la memoria se plasme los 365 días del año. Que realmente, la memoria se haga presente, explicita, concreta, en el hogar de cada pobre, cada desprotegido en la salud, en la educación, de cada uno que se sienta marginado socialmente, de cada argentino que no se sienta incluido”.

Escuchá las palabras del Padre Alejando Guidobaldi: