Vidal lanza medidas para pymes y sectores medios

Vidal lanza medidas para pymes y sectores medios

Lo había anticipado el lunes, un día después del impensado cimbronazo electoral que puso en jaque su proyecto de reelección. Según publica el diario El Día de La Plata, María Eugenia Vidal prepara un paquete de medidas que apuntarán básicamente a las pequeñas y medianas empresas y a la clase media, que tomará forma de anuncio la semana que viene.

Los alcances de la decisión oficial están rodeados de un fuerte hermetismo. Los funcionarios trabajan contrarreloj en el diseño de esos dos planes de emergencia que buscan mitigar los efectos de la devaluación que ya pega fuerte en los precios y cuyos alcances son todavía una incógnita en función de la alta volatilidad que se registra en el mercado.

Por otra parte, las Pymes constituyen uno de los sectores más golpeados por la situación económica y si bien Vidal ya dispuso una serie de herramientas de ayuda a través del Banco Provincia, el recrudecimiento de la crisis vuelve a impactar sobre las principales generadoras de mano de obra en territorio bonaerense.

En términos políticos, las medidas no sólo apuntan a atender la compleja situación sino que se inscribe además en la premisa de reconciliar al oficialismo con sectores que lo apoyaron tanto en 2015 como en 2017 pero que el domingo optaron por el principal espacio opositor encarnado en la Provincia por el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof.

El resultado electoral bonaerense expresa con contundencia ese malestar. Vidal, si bien obtuvo un par de puntos más que el presidente Mauricio Macri en la Provincia, no consiguió el apoyo adicional que esperaba. Y además, quedó muy por detrás de Kicillof y de cara a una empresa muy compleja para intentar revertir ese escenario en octubre.

Los resultados puestos sobre el mapa bonaerense reflejan con contundencia cómo buena parte de los destinatarios de las medidas oficiales que se anunciarán se pronunciaron contra el oficialismo.

Respecto de la clase media, fue notoria la merma del apoyo que recibió Juntos por el Cambio en los grandes centros urbanos. En ciudades como Mar del Plata, La Plata, Bahía Blanca, San Isidro y Vicente López, por caso, el oficialismo esperaba lograr una amplia ventaja pero esa diferencia fue más bien módica o incluso Vidal terminó derrotada.

Algunos datos son por demás reveladores. En 2017, el oficialismo había obtenido en Bahía Blanca el 49 por ciento de los votos, pero el domingo bajó al 45 por ciento.

Otro tanto ocurrió en Mar del Plata, donde del 48,62 por ciento Juntos por el Cambio cayó al 40,4 por ciento. En Vicente López, la caída fue de casi 6 puntos. Y en La Plata, el derrape fue de 8 puntos.

Además de las medidas que se anunciarán, en el equipo bonaerense preparan un nuevo esquema de campaña “provincializado” de cara a las elecciones de octubre, acaso para escapar del efecto arrastre de la pobre imagen pública del presidente Mauricio Macri en la Provincia. Incluso se convocó para la próxima semana a los intendentes del oficialismo para analizar sus lineamientos.

Varios jefes comunales comenzaron a juntarse para definir qué hacer. Algunos de ellos piensan en refugiarse en su territorio y hablar de cuestiones sólo locales en procura de retener sus distritos. Otros son de la idea de abrazarse a Vidal y no desentenderse de la suerte de la Gobernadora.

(Fuente: La Brújula 24)