Bordenave: El pueblo bonaerense donde los forasteros son mal vistos

Bordenave: El pueblo bonaerense donde los forasteros son mal vistos

08/02/2024


Si hay algo que abunda en la provincia de Buenos Aires, y más precisamente en el interior, son las pequeñas localidades rurales nacidas como estaciones ferroviarias. Es el caso de Bordenave, un recóndito pueblo ubicado a 40 kilómetros de Puan, en el sur bonaerense.

En esa pequeña localidad se encendieron las alarmas por los recurrentes robos y hechos de inseguridad, intensificados en medio de las vacaciones de verano, en las que algunos turistas eligen recorrer estos desconocidos pero pintorescos pueblos del interior bonaerense, y esquivar los típicos lugares turísticos como puede ser la costa atlántica.

En Bordenave, los forasteros son "mal vistos"

En un hecho insólito y poco común, el Destacamento de la Policía Seguridad Comunal de Bordenave advirtió mediante un comunicado la presencia de extranjeros: "Se recuerda a toda la población que ante la presencia de personas o rodados foráneos no habituales circulando en la localidad, dé aviso al 101". Lo más curioso es que en este pueblito viven menos de mil personas.

Pero en los pagos chicos, todos se conocen con todos. Las caras son todas conocidos, los apellidos aún más. Es por esto que, por lo general, los vecinos viven más "confiados" que en las grandes ciudades. En este sentido, la Policía encendió las alarmas y advierte la presencia de forasteros, que aprovechan esa "vulnerabilidad" para cometer delitos.

Bordenave, otro pueblo que nace con una estación ferroviaria

En el año 1906, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires aprobó los planos de lo que sería Bordenave. En enero de 1907 se creó la estación de ferrocarril, perteneciente a la Línea General Roca, y pocas semanas después, el 18 de mayo, se hizo el primer remate de lotes. Los terrenos pertenecían a Juan Bautista Bordenave, quien había comprado estas tierras después de la Conquista del Desierto.

En este pequeño pueblo bonaerense, cuyo delegado es Omar Montangie, viven nada más y nada menos que 850 habitantes (según el censo del 2010). Pero un dato aún más curioso es que, desde el último censo registrado en 2001, la población creció solamente con 28 personas.

En noviembre del 23, este pintoresco pueblo celebró su aniversario número 117. Pero la "fama" cayó en su auge desde hace cinco años, cuando se empezó a realizar un concurso de asadores en la denominada "Fiesta del Asado Criollo". ¿Qué mejor que un pueblo chico, alejado de todo centro urbano, bien campero y con una fiesta del asado?

Fuente: Infocielo