Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores

Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores
Dos mujeres suarenses ganaron el 3º puesto del 1º Concurso de Asadores

08/11/2022 - En conversación con Lucrecia Anrique y Karina Schneider, quienes obtuvieron este puesto del concurso, en el marco del 112º aniversario de Espartillar.


- Coméntennos cómo surge esta iniciativa. No es común ver en un concurso de asador a dos jóvenes mujeres que se animaron a competir, y obtuvieron nada menos que el tercer lugar.

L.A.: - Todo el mundo que me conoce sabe que me encanta hacer asado, esa es mi pasión. Amo el fuego y cocinar para la gente que quiero. También lo suelo hacer en eventos. Una prima que tengo en Goyena me mandó la invitación. Cuando tengo que hacer asado para 150 personas, mi amiga Kari es la que me acompaña. Ahí la invité, pero nosotras jugamos al hockey también, y teníamos fecha de Liga. Ahí estaba lo complicado, si jugábamos al hockey o hacíamos el asado.

K.S.: - Al principio le conteste que no sabía porque teníamos un montón de cosas, y al tercer día me dijo que ya nos había anotado. No me dejó opción.

L.A.: - De esa manera surgió. Siempre con mucho entusiasmo, y ver el apoyo de un montón de gente que te alienta. Estoy lejos de sentirme profesional, lo hago porque me gusta y lo disfruto. Nos mandaron el reglamento donde decía cómo ir vestida, y nosotras desde cero porque ni siquiera usamos bombacha de campo ni alpargatas. Empezamos a buscar ropa y se nos ocurrió ir iguales, que después nos dimos cuenta que muchos iban así.

K.S.: - Incluso allá después nos dijeron que el tema de la vestimenta también daba puntaje. Después nos dijeron que sumaba más puntos si íbamos de botas, si teníamos cuchillo cruzado atrás, y nosotras no teníamos ni idea.

L.A.: - Es más, hasta último momento cuando tuvimos una concentración de hockey,  una compañera me dijo que su marido recorre los lugares donde se hacen estos concursos, y que en la parcela lo que hacen es ambientarla. Es un show esto, no solamente vas y haces el asado. Así que ella me dio mesas, vasos y un mástil con la bandera. Nos pusimos a jugar al truco y cuando pasaba el jurado se reía.

K.S.: - También llevamos chorizo seco y quesos, e hicimos una picada ahí y convidamos al jurado y la gente.

L.A.: - Ese día a la mañana, un amigo nos llevaba en camioneta, pero no entraba todo así que nos fuimos en auto nosotras. Ahí le dije que vayamos a disfrutar, para no ponernos nerviosas. La verdad que desde que llegamos fue solo disfrute. Teníamos miedo que el fuego no nos prenda, porque generalmente lo prendo yo, pero ahí había reglas. Eran tres horas de cocción; el fogonero solo se dedica al fuego, no puede tocar la carne; la asadora condimenta la carne solo con sal, lo pone en la cruz y lo clava. Una vez que está puesto, no se puede mover bajo ningún punto de vista. El fogonero puede correr el fuego, pero no la estaca, hasta que pidas darlo vuelta. Otra condición era que no podías pinchar la carne y no se podía hidratar. Pero igual quedamos muy conformes con el resultado. A la mañana tenía miedo de hacer un papelón.

K.S.: - En el momento de la degustación, ahí estaba un poco nerviosa, pero cuando cortaron y vimos que salía el jugo transparente y estaba cocido, ahí fue mucha emoción y llorábamos las dos. Era tanta la presión que se sentía que ahí nos relajamos porque se veía bien.

L.A.: - Además era al aire libre. Yo estoy acostumbrada a hacerlo a fogón. Fue una experiencia nueva.

K.S.: - Y también nos puso nerviosas porque entendimos que todo el trabajo completo era en tres horas. Cuando llegamos allá, nos dejaron preparar el fuego, y empezaba a contar el reloj a las 9:30 hrs. cuando pusimos la carne en el fuego.

- ¿Qué leña usaron?

K.S.: - Eucalipto y eucalipto colorado.

L.A.: - Yo fui la última que dio vuelta la carne. El mío pesaba 13 kilos, pero era chico y grueso. La gente estaba desesperada porque no lo daba vuelta. Lo dimos vuelta 40 minutos antes de terminar. Un resultado excelente.

- ¿A qué distancia el asador del fuego y a qué intensidad?

K.S.: - 80 centímetros de donde está clavado.

L.A.: - La intensidad depende del fuego. En un momento arrancamos con el fuego más cerca y después lo corrimos. Tiene que quedar parejo.

- Decían que ustedes participan en algunos eventos grandes…

L.A.: - Hay una quinta donde soy la asadora, y después he hecho en casamientos y demás. Después surgen eventos. Siempre hice para reuniones o cumpleaños en mi casa. Ahora hacemos una fiesta para la mujer, este viernes en el Salón Municipal, para recaudar fondos.

 

Los ganadores del concurso fueron:

1º puesto: Damián Almestro (asador) y Matías Redel (fogonero), de Espartillar.

2º puesto: Walter Roque y Marcos Romero, de Carhué.

3º puesto: Lucrecia Anrique y Karina Schneider, de Coronel Suárez

4º puesto: Adrian Ritter y Emiliano Antonini, de Espartillar