El Gobierno apura a Cambiemos y ahora amenaza con suspender las Primarias

El Gobierno apura a Cambiemos y ahora amenaza con suspender las Primarias

22/04/2021 - El diálogo venía avanzando para postergarlas hasta septiembre, pero cambió el clima político por la pelea entre la Rosada y Larreta.


El acuerdo venía avanzando a paso redoblado, pero la disputa entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta congeló las negociaciones. En medio de esa pelea quedaron las elecciones Primarias y la posibilidad de postergarlas de agosto hasta septiembre como venían negociando oficialismo y oposición, una posibilidad que ahora parece envuelta en un manto de dudas.

Como si se tratara de una cuestión meteorológica, uno de los diputados de la oposición asegura que el freno en seco a esas conversaciones obedece a que “el clima no acompaña”. Traducido: estos días de tensiones y dientes apretados abren pocos espacios para avanzar en un acuerdo.

Pero el Gobierno está urgido en tomar una decisión porque el 10 de mayo es la fecha límite que tiene Alberto Fernández para llamar a elecciones. Quiere a toda costa pasar las Paso para el 12 de septiembre y las generales al 14 de noviembre porque considera que para ese momento la pandemia habrá aflojado un poco su tenaza. También, porque se aferra a la esperanza de que hacia fin de año pueda palparse con mayor nitidez cierta bonanza del rebote económico que augura.

Quizás con tono de ultimátum, en las últimas horas el oficialismo ensayó una movida para arrancarle el “sí” a Juntos por el Cambio: comenzó a negociar con algunos bloques minoritarios en la Cámara de Diputados de la Nación ya no la postergación sino directamente la suspensión de las Paso por este turno electoral. Así, se iría directamente a las legislativas de noviembre.

Quienes conocen la entretela de la Cámara de Diputados aseguran que con el concurso de algunos bloques pequeños, el oficialismo estaría en condiciones de reunir los 129 votos necesarios para forzar la ley. En el Senado, con amplia mayoría, no habría problemas para sancionarla.

Sacar esta ley como si fuera un triunfo pírrico, no sería lo mejor desde el punto de vista institucional”, decía ayer uno de los legisladores de los bloques pequeños a este diario.

La cuestión es que Juntos por el Cambio demora la respuesta no sólo por la disputa que se generó por las clases presenciales en el marco del DNU que dictó el Presidente. También pesan las cuestiones internas en la colación opositora y la pulseadas entre los halcones y las palomas de ese espacio.

Antes de que estallara la pelea política, el ministro del Interior Eduardo Wado de Pedro y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, habían propuesto a los diputados opositores Mario Negri, Cristian Ritondo y Juan López correr las Paso de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre. El acuerdo parecía cerca pese algunos chispazos surgidos con el ala dura liderada por Patricia Bullrich. Sin embargo, la disputa macro posterior dinamitó el diálogo.

Según trascendió en las últimas horas, De Pedro, Massa y Máximo Kirchner resolvieron acelerar para arrancar con el tratamiento legislativo la semana que viene.

Y si bien se pondrán en debate tanto la suspensión de las Primarias como la postergación, la primera de las alternativas apuntaría a convencer a Juntos por el Cambio de apoyar el traslado de las Paso hacia septiembre.

En la oposición Elisa Carrió presiona para que esa ley se apruebe con la teoría de que cuanto más lejos del frío se vote, mejor. Por aquellos de que buena parte de sus votantes integran la pirámide social más envejecida.

 

(Fuente: El Día)