"Viene una nueva etapa de bajar costos y hacer las cuentas aún más finas"

 "Viene una nueva etapa de bajar costos y hacer las cuentas aún más finas"

20/12/2023 - Dialogamos con el ingeniero Ariel Melín, director de la Chacra Experimental Coronel Suárez del Ministerio de Desarrollo Agrario, para hablar de cuáles son las acciones que se pueden hacer con el cultivo del sorgo.


Mirá la entrevista completa acá:

- Estamos en una primavera bastante diferente a lo que fue la primavera pasada, con estas lluvias que comenzaron. En lo que es sorgo, tenemos varios lotes, dividiendo lo que es la parte experimental, tanto los ensayos logrados de forrajeros y de graníferos, o de aquellos tipos de sorgos que van a reserva. La verdad que viene una campaña de ensayos buena con cosas bastante interesantes. Por ejemplo, estamos evaluando este año en sorgos sileros, que también se usa como forraje diferido en invierno, los momentos de corte. Año en año siguen apareciendo cosas interesantes en lo que es la genética o la mejora genética en sorgo. Es un cultivo que avanza en este sentido, porque hay mucho crecimiento en lo que es la genética. Hoy el mercado granífero de sorgo es explosivo, sigue estando con mejor valor el grano de sorgo que el maíz.

En lo que es forrajeros también hay un avance en lo que es nuevos materiales. Están los BMR, que hoy ya no es novedad. Son sorgos forrajeros que tiene una característica, que es que su composición en calidad es de baja lignina. La lignina es un componente antinutricional en las especies forrajeras. Estos sorgos tienen muy buena calidad nutricional. Aquellos animales que consumen este forraje tienen mejor performance, tienen mejor ganancia de peso, se comporta muy bien en cuanto a la calidad nutricional. Pero también están ingresando nuevas tecnologías en lo que es la genética, aquellos sorgos que son los iGrowth, o resistentes al grupo de herbicidas de las imidazolinonas, que es una modificación genética que empezó en graníferos y hoy está ya en forrajero. Esto nos permite tener los lotes libre de maleza.

- ¿Hay un momento al desarrollo del sorgo donde puede traer alguna consecuencia en lo que hace el animal que se alimente? ¿Hay algún punto crítico?

- Sí. Generalmente esto se da o se daba en años de sequía con la toxicidad que puede generar el sorgo en dos aspectos. El que tiene que ver con los nitratos, la planta se carga de nitrato. El animal cuando consume un sorgo con esta característica, tiene alta concentración, le provoca la muerte directamente. Y después por cianídico, que es otro componente dentro de la planta que también se asocia a la concentración, generalmente en los primeros estadíos, cuando el sorgo empieza a desarrollar volumen. No es que desaparece, sino se diluye.

Desde la chacra empezamos hace unos años ya a tener una línea de investigación viendo las características de los sorgos modernos para empezar el consumo de los animales, y que lo hagan con alto volumen. Esto me evita en gran parte esta complejidad del punto de vista de pastoreo, que es la toxicidad, porque yo tengo que entrar con alto volumen. Estamos hablando de entrar con sorgos de un metro de altura. Eso me da, por un lado, que se diluya esta problemática de la toxicidad, y por otro lado, que aumente la cantidad de materia seca de ese forraje, que no tenga tanta agua. Hago que ese alimento tenga mayor calidad en cuanto a carbohidratos, en cuanto a azúcares y mayor concentración de materia seca.

- ¿Hay alguna referencia de cuántos kilos de sorgo debe consumir un animal para convertir un kilo de carne?

- Sí, esto ha mejorado notablemente. La eficiencia de conversión en estos sorgos que son BMR, hoy podemos estar hablando de que en 15 kilos de materia seca, de forraje seco, nos convierten en un kilo de carne. Eso no pasaba, pero eran otro tipo de materiales genéticamente. Esto ocurrió porque hay una diversidad de sorgos muy grande, entonces las empresas, básicamente semilleros, le han dedicado bastante tiempo en mejorar la productividad, pero también acompañado a la calidad.

- ¿Cuál es el promedio de producción de forraje para aquel que va a hacer un silo?

- Para silo es otro tipo de material que no son los forrajeros, pero uno debería estar apuntando entre 35-40 y de ahí para arriba toneladas, en este caso de materia verde, y todo depende también del tipo. Hay tipos de sorgos que nos han dado datos de 70 toneladas. Pero ese tipo de materia es un más fibroso, tiene objetivos distintos. Entonces ahí también empezamos a jugar primero a la planificación, a qué categoría yo le voy a dar esa reserva forrajera en el invierno.

- ¿Cuál es la recomendación en materia de cultivo antecesor al sorgo? ¿Qué es lo que puede venir después dentro de una rotación?

- Dentro de una rotación, lo que vemos últimamente que funciona muy bien y lo estamos haciendo también, es salir de una avena vicia, que aporta muchísimas cualidades tanto al suelo como a esa cobertura, porque fija nitrógeno. Eso nos está funcionando muy bien porque es un recurso donde termina su ciclo prácticamente en octubre, y en noviembre estamos ya sembrando los sorgos. Estamos viendo que ese es el mejor antecesor de los últimos tiempos. También podría venir de una pastura, que ya es un antecesor más complejo en el tema de control de insectos, pero no descartable, y que también deja muy buenas condiciones nutricionales a ese suelo.

- En función de lo que hemos mencionado, lo que podríamos decir es que las opciones son para silo, para consumo, y para producción de granos. ¿Hay más opciones?

- Después en realidad se combinan, se cruzan. No es que un sorgos forrajero no lo pueda ensilar.

Eso hay que tenerlo claro porque la gente que ofrece sorgos, cuando llega el chacarero le abren una paleta de 10, 20 o 25 distintos tipos de sorgos. Bueno, tener claro que el que dice forrajero es para el pastoreo directo; los DP, que son los doble propósito o sileros, son exclusivamente para eso.

- En función del vínculo que todo el equipo tiene con los productores ganaderos, ¿cómo se perfila el 2024? ¿Es momento para planificar donde se puedan tener más herramientas fundamentalmente de inversión y que eso permita lograr mayor producción de carne?

- Me parece que viene una nueva etapa de bajar costos y hacer las cuentas aún más finas. Seguir siendo eficientes en lo que hacemos, que es ser ganaderos y aprovechar bien los recursos. La ganadería es manejo, básicamente. Se ve que tenemos un buen verano, lo que nos está permitiendo hacer reservas desde todo el punto de vista.

La ganadería tiene como tres pilares: la genética, la sanidad y la alimentación. Son tres pilares que hay que mantener fuertes y sólidos. Creo que hoy nos estamos poniendo en tiempos donde el mercado es el que va a decidir y no un político. No va a haber intervención. Si el carnicero no vende carne, va a tener que bajar los precios. El productor tiene que hacer las cuentas bien finas y no resignar tecnologías, sino de ir viendo cómo bajar costos, porque por ahí me parece que va a pasar la cosa del negocio. Después lo productivo, la verdad que en la zona tenemos muy buenos ganaderos, muy buenas ganaderías donde hay alta producción de carne por hectárea.

- En lo que hace a cosecha fina, ¿qué datos nos podés dar respecto a rindes que se han dado en nuestro distrito y la región?

- Bien, capaz que un poco más de lo esperado. En cebada prácticamente está toda levantada, con lotes con calidad de cebada cervecera y otros con directamente de forrajera. Está más cerca de los 40 quintales, estuvo bien.

Ya se arrancó con trigo estos días. No con una calidad de grano, ya hay trigo lavado, y también estamos con rindes entre 30 y 35, un poco menos que cebada, que era esperable.

Vemos que en la muestra de lo que es trigo, se ve mucho grano que no terminó, que se aceleró el llenado. Para mí es donde castigó mucho rinde. No en calidad, porque estamos teniendo algún dato de 11.4, 11.5 de proteína, bastante bien. Un pH también bastante bueno.